Válvulas de descarga para motor turbo, todos sus secretos al descubierto

Las válvulas de descarga en los vehículos turboalimientados

Las válvulas de descarga para el turbo pueden tener muchos nombres: válvula para turbocompresor, válvula de recirculación, válvula de vaciado, válvula blow off, válvulas de desvío atmosférica, válvula de regulación, válvula de alivo para el turbo… Pero todos estos nombres hacen referencia a la válvula que en los motores turboalimentados, permiten que el aire de carga que recircule alrededor del turbo, desde el lado de impulso hasta el lado de admisión. El turbo es una pieza muy delicada, te dejo un artículo específico donde te cuento cómo hacer que tu turbo sea “inmortal”.

¿Por qué y cómo se utilizan las válvulas para turbo?

La trayectoria de recirculación del aire se abre y se cierra por medio de, o bien una conexión eléctrica a partir de la gestión del motor a un solenoide que está montado en la carcasa del turbocompresor, o bien por el vacío creado en el colector de admisión.

A medida que vas acelerando, las paletas turbo cargador están girando y se aumenta la presión de la sobrealimentación, literalmente se sopla aire en los cilindros del motor. Entonces, cuando se cambia de marcha, se quita el pie del acelerador y la válvula de mariposa del motor se cierra. El problema aquí es que, durante este proceso, el turbo sigue trabajando y la presión de la sobrealimentación que se está produciendo no tiene donde ir. Te pongo un ejemplo muy claro, es como poner la mano sobre un secador de pelo, de manera que el aire no puede salir, notaremos la presión sobre nuestra mano mientras las aspas del secador siguen girando.

Lo que sucede en este punto es que el turbo empieza a atascarse, las paletas giratorias se ralentizan (soportan una gran cantidad de estrés) y hay caídas de presión de sobrealimentación. Cuando se abre la válvula de mariposa de nuevo empujando hacia abajo en el acelerador (exigiendo más potencia), el turbo ha perdido su impulso y la presión de sobrealimentación, por lo tanto causando una pausa o un “retraso”, antes de que el motor genera la potencia necesaria una vez más. En este punto es donde entran en juego las válvulas de descarga para auto.

Trabajo concreto de la válvula de descarga en los coches turbo

Para combatir esta pérdida de potencia y la tensión en el turbo, se utiliza una válvula de recirculación o desviador, la llamada válvula de descarga del turbo. En la mayoría de los motores de gasolina turboalimentados, cuando la válvula de mariposa se cierra, la gestión del motor se abre la ruta de recirculación alrededor de la turbo. Esto le da al aire de carga una ruta alternativa y permite que el turbocompresor para mantener la continuidad, de modo que cuando se acelera de nuevo ya no tenemos  tanto ‘lag’ (retraso de la potencia del turbo).

Este sistema funciona muy bien y es adoptado por casi todos los fabricantes de vehículos para sus motores, el único inconveniente de este sistema es que un turbocompresor produce calor. El aire caliente que sale del turbo se enfría haciéndola pasar a través de un refrigerador intermedio antes de que entre en el motor. Este enfriador de aire, se produce más potencia, este enfriador recibe el nombre de intercooler.

En la recirculación de aire caliente de nuevo hacia lado de admisión del turbo es donde una válvula de escape o la válvula de descarga juega su papel. Al expulsar el aire de carga a la atmósfera (hacia fuera del sistema del motor), en lugar de recircular, no se aumenta la temperatura del aire de admisión, pero sí permite que el turbo para mantener su trabajo continuo y fluido. El efecto secundario, que es inaceptable para la mayoría de los fabricantes de vehículos, pero que nos gusta mucho a los aficionados al motor, es el ruido de la válvula de expulsión del aire, son las llamadas válvulas de descargas blow-off, descarga atmosférica, el típico sonido “SHHHH” que producen coches el Subaru Impreza.

También hay que señalar que en la gestión del motor también se puede utilizar esta válvula para disminuir la potencia del motor, cuando sea necesario. Un ejemplo claro de es el sistema de control dinámico de estabilidad (DSC), que, aunque normalmente no suele ocurrir, cuando se instala un adaptador Blow Off, actua cuando salta el DSC, por ir demasiado rápido en una curva, por ejemplo.

Un detalle importante que no quiero que se nos pase por alto es que muchos coches no traen reloj de presión del turbo, lo cuál es muy importante para controlar los parámetros de nuestro coche a la perfección. Para poder instalar este reloj en las válvulas más modernas suele ser necesario un adaptador de reloj para el turbo como el de la marca Forge.

Resumen breve de la función de la válvula de descarga

Te resumo todo el lío anterior en palabras menos técnicas:

La función de las válvulas de descarga es evitar problemas o averías al turbo, ya que actúa en los momentos en los que la mariposa de admisión está cerrada pero el turbo sigue girando el solo por su inercia y sigue entregando sobrepresión, por ejemplo en los cambios de velocidad. La válvula del turbo es la encargada de liberar esa sobrepresión de aire.

Posición de la mariposa abierta y cerrada, lo que nos hace funcionar las válvulas de descarga.

Tipos de válvulas de descarga para turbo

En función del uso del aire de la sobrepresión del turbo

BOV (Blowoff Valve)

Es la más habitual al instalar una nueva válvula de descarga como las de la marca Forge Motorsport o las HKS. Estas válvulas son las que hacen el típico ruido de aire al descargar la sobrepresión del turbo, el famoso “SShhhhh“. La desventaja es que suelen tener una pequeña pérdida de presión al soltar a la atmósfera, fuera del motor, parte de la presión del turbo, en coches con caballaje alto esta pérdida de potencia es casi inapreciable.

Si tienes un coche con motor atmosférico y te gusta el sonido de descarga de los coches turbo o quieres incrementar más aún el sonido del turbo hay unas piezas adicionales que se colocan en la cola de escape y pueden ayudarte.

Válvulas de descarga del turbo Blow Off Forge.

Válvula de recirculación o  “By-Pass”

Este tipo de válvula de descarga vuelve a meter el aire de la sobrepresión del turbo junto con el aire de la admisión, pero haciéndolo después del caudalímetro, con lo que evita errores de medición de aire absorbido por el motor. Esta válvula no tiene sonido, puesto que no descarga el aire a la atmósfera, pero como ventaja podemos decir que no tiene ningún tipo de pérdida de potencia.

Válvula de descarga del turbo recirculación Forge.

Según su funcionamiento en el motor

Push type

Las válvulas del tipo push type son prácticamente todas las que vienen en los sistemas turboalimientados de fábrica en los coches y la gran mayoría de las válvulas “aftermarket” como las Forge. Su funcionamiento se basa en un muelle que ofrece resistencia al pistón para que se abra y así liberar la sobrepresión del turbo.

Este tipo de válvula de descarga suelen tener una configuración específica para cada marca y modelo, la cual es determinada por el tarado de dureza del muelle. Por ejemplo, no podemos poner un muelle duro a un coche que funciona con una sobrepresión baja de 0’5 bar, puesto la fuerza ejercida no sería suficiente para su apertura, y viceversa, no podemos poner un muelle muy blando en un motor que funcione con sobrepresiones próximas a 2 bar, ya que la sobrepresión se fugaría incluso sin estar cerrada la mariposa, con lo que perdería potencia.

Válvula Forge Motorsport push type.

Pull type

Este tipo de válvulas no funcionan con un muelle, sino válvulas de membrana. La ventaja es que no hace falta regularlas, ya que se regulan automáticamente a la presión, por lo que son compatibles con todas  presiones posibles, incluso válvulas de turbo con 2 membranas, que actúan en función de la presión, si la sobrepresión es baja utiliza una sola membrana, si la sobrepresión es media utilizarán la otra membrana. En caso de sufrir una sobrepresión excesivamente grande, utilizarán las dos membranas a la vez.

Estas válvulas de descarga pull type aseguran una estanqueidad perfecta a ralentí, no tienen fugas de presión, independientemente de la propia presión de soplado del turbo. Son mucho más caras que las de tipo push, pero el comportamiento del vehículo mejor en suavidad a la hora de cambios de posición de la mariposa.

Válvula de descarga del turbo pull type.

Añadir una válvula de descarga con mayor rendimiento como las de Forge Motorsport

Nuestra marca favorita para todo tipo de piezas para incrementar el rendimiento de motor es la marca inglesa Forge Motorsport, con una fabricación 100% europea y una calidad de lujo.

Todas las válvulas Motorsport Forge están diseñados para asegurar la compatibilidad con la gestión del motor, los tiempos de respuesta más rápidos para maximizar sus beneficios, y por supuesto la calidad del diseño y su duración en el tiempo, muy superior a las válvulas de serie de tu coche turbo. Además las válvulas Forge son específicas para cada motor, marca y modelo de coche, ofreciendo siempre beneficios de rendimiento superior, llevo más de una década confiando y Forge y jamás me ha fallado.

Otro artículo que te puede interesar mucho si te gustan las mejoras de rendimiento del motor es el que habla de cómo anular la válvula EGR, sus beneficios e inconvenientes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest