Iron Cut es el descontaminador férrico definitivo

Iron Cut es uno de los descontaminantes férricos más usados en el mundo del detail, elimina cualquier contaminante de la superficie de la pintura, también es una gran ayuda en la limpieza de llantas. Os vamos hacer sinceros, huele fatal, y el color es horripilante, pero es mágico.

Los más conocedores del mundo del detail lo eligen como el mejor limpiador descontaminante del mercado. Su fórmula esta diseñada para atacar los depósitos férricos solamente, consiguiendo así una limpieza perfecta sin dañar cualquier otro tipo de material, consiguiendo una limpieza difícilmente igualable.

Iron Cut limpia las superficies pintadas de una manera altamente eficaz, es libre de ácido y pH neutro. Puede utilizarse sin problema sobre cualquier superficie pintada ya que no ataca la pintura ni la capa de laca/barniz.

Muchas veces en el día a día nuestra pintura se ve atacada por depósitos de base ferrosa que se adhieren fuertemente a nuestra pintura creando una superficie nada agradable al tacto. Estos depósitos a menudo requieren de un descontaminado o un pulido para eliminar la partícula, Iron Cut la ataca directamente facilitando el trabajo.

En las llantas se acumula ferodo, restos de los materiales usados en las pastillas de freno que dada la exposición a fricción se calientan a grandes temperaturas, incrustándose aun mas si cabe en la superficie de nuestras llantas, gracias a Iron Cut conseguiremos dejar nuestras llantas como nuevas.

Formato de spray aplicador del Iron Cut.
Aplicación de Iron Cut de Chemical Guys sobre carrocería.
¡Acabado perfecto!
Aplicación de Iron Cut de Chemical Guys sobre llantas.
Aplicación de Iron Cut sobre carrocería.
Iron Cut Chemical Guys en acción.

Tras pulverizar Iron Cut sobre la superficie, las partículas ferrosas comenzaran a disolverse, tornando el producto en un tono púrpura/rojizo, esto quiere decir que Iron Cut ha localizado sustancias adheridas y las esta eliminando. Tras un minuto de trabajo por parte del producto, aplique abundante agua sobre la superficie para eliminar los restos férricos y el producto. Puedes verlo en nuestro catálogo online.

Modo de empleo

  1. Limpie y lave la superficie a tratar, ya sean las llantas o la carrocería asegurándose de que este fría.
  2. Agite Iron Cut y a continuación pulverice.
  3. Espere entre 2 y 3 minutos a que el producto actúe. Para llantas frote con un cepillo pasados este tiempo.
  4. Aclare con abundante agua, la carrocería si es posible volver a lavar con champú.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

WhatsApp chat